0

Enter your keyword

Ventajas y Desventajas de la Nube I

Ventajas y Desventajas de la Nube I

 

AdvantagesContinuando con esta serie de artículos acerca de Cloud Computing, conforme se ha revisado los conceptos de Cloud Computing se han observado varias de las ventajas que brinda el modelo de tercerizar los diversos servicios de tecnología, tanto a nivel de infraestructura como de software. Sin embargo, los que hemos visto hasta este punto no son todos los factores a considerar si se piensa seriamente en adoptar este modelo. Como no todas las organizaciones son iguales, ni en sus necesidades, ni en su postura frente a las Tecnologías de la Información, ni en muchos otros aspectos, es necesario conocer realmente qué beneficios y qué riesgos implica la Computación en la Nube. Como en otras decisiones de negocio, lo mejor es tomar una decisión bien informada. Este artículo está dedicado no solamente a los aspectos positivos de la Nube, sino también a los aspectos que se podrían considerar potencialmente negativos, o por lo menos, de riesgo.

Capacidad

Un factor importante a considerar durante la fase de despliegue de los Sistemas de Información es la planificación de la capacidad de procesamiento de los mismos. Se debe tener una adecuada estimación de la potencia de proceso (procesador, memoria, disco, etc.) requerida para que el sistema pueda servir de manera adecuada a la cantidad de usuarios y conexiones concurrentes, a sus diversas peticiones, etc. durante el tiempo de vida del sistema sin que esa carga degrade el rendimiento de la aplicación o aplicaciones.
En un escenario en el cual se maneja la infraestructura del sistema on premise, si la estimación es errada, ya sea por exceso o por deficiencia, el personal de operaciones se encuentra frente a una situación problemática. Por un lado, si se estimaron recursos excesivos, se llega a un punto en el cual el sistema no aprovecha realmente todas las capacidades de proceso provistas por su infraestructura, lo cual puede haber significado (casi seguramente) una inversión que no va a retornar su valor en el grado esperado. Por otro lado, si el error en la estimación ha conducido a implementar el sistema sobre una infraestructura que no cubre sus requerimientos de procesamiento, desde el momento en que se identifica el problema hasta que se llega a solucionar con la adición de la potencia de proceso necesaria se tiene un sistema corriendo por debajo de su rendimiento óptimo, lo que puede causar que por ejemplo las operaciones sean mucho más lentas o en el peor de los casos, que no se pueda atender a todos los usuarios que requieren la aplicación. Para agravar la situación, el tiempo que transcurre entre la identificación del problema y la adición del hardware necesario es determinado por el proceso de adquisición de la organización, proceso que inicia con la petición de los recursos, continúa con las evaluaciones de ofertas de los proveedores (si es que hubiera más de uno), el proceso de compra, el envío por parte del proveedor y termina con la llegada, instalación y pruebas del equipo. El tiempo de todo este proceso varía dependiendo de los recursos adicionales necesarios, que puede ser desde más memoria, más o mejores procesadores, disco, hasta otro(s) servidor(es).
Sea cual sea el caso, si la estimación de capacidades requeridas fue errada, en un escenario on premise nos encontramos frente a un problema muy serio. Pero si la organización contara con servicios de IaaS, ambos casos (de exceso o déficit de capacidad) se resolverían de manera simple, rápida y mucho más eficiente en cuanto al costo. Si se hubiera estimado menos recursos de los necesarios, simplemente sería necesario provisionar en nuestro entorno de IaaS los recursos adicionales necesarios, y de la misma manera, si se hubiera estimado capacidad de más, simplemente quitaríamos de nuestro entorno de IaaS los nodos de proceso no requeridos. Mejor aún, si nos encontráramos frente a un sistema cuya carga varía por temporadas, sería muy simple incrementar o disminuir la capacidad de procesamiento según se necesite, lo que en consecuencia favorecería a la organización en el sentido que solamente pagaría por los recursos cuando realmente los necesite.
Share On Facebook
Share On Twitter
Share On Google Plus
Share On Linkedin
Share On Pinterest
Share On Youtube
Show Buttons
Hide Buttons